Sigan mi blog de viajes

A partir de hoy empezare mi blog de experiencias y dato viajeros

https://artesanosdelabuenavida.wordpress.com/

Siganme!

Anuncios

Al final siempre es Darcy

tumblr_kz3xuazY3d1qaw7fzo1_500_large

Es cosa de ir leyendo las novelas que están de moda entre las mujeres para empezar a vislumbrar los caracteres básicos que debe poseer un hombre de ficción para despertar algo en nosotras.

En primer lugar un físico perfecto, todos ellos tienen un cuerpo que parece salido de una escultura de Miguel Ángel …y tan firme como si fuera de mármol… siempre altos, siempre de musculatura muy definida, hombros anchos, espalda angosta y un trasero…  Creo que hecha la excepción de Grey, jamas sabemos de que ellos entrenen, vayan al gimnasio o algo…

Tambien tienen cantidades ilimitadas de dinero y no se trata de que seamos unas interesadas, porque la cuestión no está en el dinero en si mismo, no… tampoco se trata de la posición social…. diría que se trata  de dos puntos claves: el tener mucho dinero les permite no cumplir horarios, ser sus propios jefes y preocuparse de nuestra chica-protagonista a cada momento, porque la historia no avanzaría mucho si el sujeto en cuestión tuviera que trabajar de 8 a 8 de lunes a sábado.  El segundo punto relativo al dinero se relaciona directamente con la siguiente característica que quiero abordar…

Son la encarnación del estilo y el buen gusto, se visten con los mejores diseñadores, tienen los vehículos mas caros, sofisticados y elegantes que un hombre pueda desear, relojes, perfumes, restaurantes de moda, aviones privados, todo es perfecto, todo es un lujo, obvio, porque nuestro hombre ideal necesita un escenario ad-hoc… ah! y por supueso mucha tecnología.

Modales impecables: no son simpáticos  cariñoso, ni efusivos, no se les ve reír ni bromear, pero sus modales son impecables, son los caballeros perfectos, te abren la puerta del auto, se levantan cuando dejas la mesa, y probablemente pondrían su chaqueta sobre un charco para que no te mojes los pies al pasar.

Tienen pésimo carácter: nos gustan un poco malos, admitamoslo, nos gusta que sean huraños, que no se relacionen con nadie y que miren al mundo con frialdad, después de todo que gracia tendría atraparlos si se fueran con cualquiera que les sonriera un rato. Son justos, no son malas personas, tratan correctamente a la gente, pero no son ni simpaticos ni alegres…

Harían cualquier cosa por “ella” cual caballeros de armadura brillante, siempre van y arreglan de la forma que sea, el terrible problema de la vida de sus amadas, de preferencia sin decirles nada, porque realmente no lo hacen para obtener algo a cambio, sino solo porque sienten que el mundo no vale la pena si ellas no son felices.

Son cultos e informados. No necesita mas explicación  siempre saben, siempre están al tanto de lo que ocurre en el mundo, len, se informan.

Son constantes, no importa cuanto los rehuya la protagonista, no importa cuantas mujeres traten de atraer su atención, ellos siguen fieles a su amor incluso cuando no es aparentemente correspondido.

Creo que todos ellos (Grey, Cross, Blackstone, Emerson, Al-Said, Zimermann… y mas de alguno que se me queda en el tintero) tienen los rasgos que acabo de describir, pero si miramos hacia atrás, por alla por los inicios del siglo XIX, nos encontraremos con que todas esas características ya estaban perfectamente delineadas por una novelista, Jane Austen, ella creo a nuestro inmortal Fitzwilliam Darcy y con eso lo cambió todo, delineando por siempre lo que es nuestro ideal.

Darcy lo tiene todo, el dueño de “la mitad miserable” de Derbyshire, tiene realmente un buena figura  y se viste de la manera mas elegante, tiene carruajes y sirvientes, y si bien no podemos esperar que en 1813 Jane Austen nos describiera sus abdominales marcados o cosas así  esa parte la hemos rellenado con nuestra imaginación y la ayuda de Matthew Macfadyen (Colin Firth no ayuda mucho), no cabe ninguna duda de que Darcy es la encarnación de lo que es un gentleman, ni tampoco que sienta un cierto desdén hacia la humanidad, cuestión que se ve claramente desde su primera aparición en el baile de Meryton, cuando apenas conversa con nadie y rechaza bailar con Elizabeth; tampoco cabe duda alguna de su educación que se ve reflejada en la conversación en el salón de Netherfield, esa respecto a como debe ser una dama. Pero sobretodo podemos ver su profundo amor por ella cuando, sin decir nada, parte hacia londres para salvar a la insensata de Lydia de las garras del pérfido Wickham, solo por que ella no fuera infeliz, para salvar su buen nombre, sin esperar nada a cambio y porque pese al rechazo sufrido la ama por sobretodo.

Conclusión: Darcy es todo lo que un hombre debe ser.

C. E. Brock illustration for the 1895 edition ...

C. E. Brock illustration for the 1895 edition of Jane Austen’s novel Pride and Prejudice (Chapter 3) (Photo credit: Wikipedia)