Y yo que pensaba que escribir novelas era difícil…

Como buena bibliófila siempre he tenido el deseo oculto e incumplido de escribir mi propia novela. Lo he pensado mas de una vez sobretodo mientras viajo de manera interminable en el Metro.

También he pensado muchas veces de que trataría mi supuesta novela, pienso en lo mucho que me gustan las novelas de detectives, y trato de imaginar una historia… Pero siempre, de manera ineludible a través de todos estos años he llegado a una misma conclusión: me siento incapaz de escribir algo que tenga algo de originalidad, y que no termine pareciéndose sospechosamente a algo que he visto o leído. Ese ha sido mi obstáculo a lo largo de toda mi vida de lectora empedernida y novelista frustrada…

Pero ahora, a través de una constante y acuciosa lectura de un montón de novelitas de moda, llegue a la convicción de que ciertamente la originalidad no es una virtud valorada por los escritores actuales, los cuales ni aun fingen poseerla… Simplemente se limitan a escribir lo que este vendiendo, y de esta manera y gracias a “50 sombras de Grey” tenemos un montón de libros eróticos (en adelante “novelitas porno”) con idéntica trama y desarrollo:

Hombre extremadamente guapo, extremadamente millonario, extremadamente controlador y extremadamente traumatizado por su infancia, libera su alma torturada a través del sexo, el cual practica sin ninguna clase de compromiso emocional y con mayor o menor grado de sadismo (siempre hay al menos nalgadas). Pero el sujeto en cuestión conoce a nuestra heroína  la cual por supuesto es una belleza, pero ella no lo nota, porque es muy tímida  tiene baja autoestima, casi no tiene amigos, vive sola y de preferencia es virgen… De ahí en adelante tienen demasiado sexo, se enamoran pero no se dicen nada, aparecen ex amantes celosas o cosas por el estilo  y finalmente el asume que el amor de ella cambio su vida, se casan y viven felices para siempre teniendo aun más sexo.

Y no es que sea un fenómeno nuevo… basta con mirar un poco hacia atrás  para encontrarnos con Harry Potter, que generó una oleada de niños chicos magos, o Crepúsculo que derivó no solo en una plaga de novelas adolescentes-sobrenaturales, con vampiros, hombres-lobos, fantasmas, inmortales, ángeles caídos, sino también en la creación de un fanfic de una tal E.L. James… si, adivinaron “50 sombras de Grey”, que como ya dije nos llevó a la profusión de las novelitas porno…

Pero eso no es todo, porque también se ha generado (hasta donde se a partir del Sr Grey) una especie de obsesión por las trilogías … al parecer a surgido la conciencia de que todo lo bueno viene de a tres, si hasta me he encontrado con gente que se declara fanática de las trilogías! como si las trilogías fueran un género! es decir¿se leen cualquier cosa que tenga tres tomos? ¿Incluso la guía de teléfonos?

Pero bueno, yo me quedó aquí  todavía sin escribir mi ópera prima, y dispuesta a leer cualquier cosa que me parezca entretenida con independencia de su cantidad de tomos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s